Las mejores posturas sexuales para lesbianas

LAS 4 MEJORES POSTURAS PARA LESBIANAS QUE DEBES CONOCER

Explora tu sexualidad de forma satisfactoria y complace a tu pareja con estas posturas perfectas hasta para la primera cita.

 Las experiencias sexuales pueden ser más placenteras cuando conoces bien a tu cuerpo. Y en especial cuando sabes utilizarlo para alcanzar la mayor satisfacción al momento de intimar con tu pareja.

El sexo es una palabra sencilla, pero está cargada de un sinfín de emociones. No importa si eres del team de una sola noche o del team romance para toda la vida. De cualquier manera, buscaras ferozmente que esa experiencia sea la mejor tanto para ti como para tu pareja.

LAS 4 MEJORES POSTURAS PARA LESBIANAS QUE DEBES CONOCER

Existen diversas posturas sexuales que puedes probar con tu pareja. Estas son las 4 mejores posturas lésbicas que puedes poner en práctica para tocar las estrellas y ver el paraíso.

Postura del misionero para mujeres

Postura del misionero para mujeres

 Clásico, sencillo pero infalible. La postura del misionero ha trascendido en el tiempo y a pesar de ser de la vieja escuela logra su cometido.

Cómo hacerla:

Indistintamente tu pareja o tú se acostarán en la cama boca arriba. Mientras tanto la otra se acostará encima entre las piernas de su compañera. Pueden hacer uso tanto de los dedos o de juguete sexuales, para estimular el clítoris en esa posición. Además, que pueden escoger la penetración si así lo desean.

Para garantizar una buena estimulación del punto G, pueden usar el confiable movimiento “ven aquí”. Este consiste en introducir los dedos en la pared frontal de la vagina e imitar el movimiento de cuando se llama a alguien usando los dedos. También para conseguir una penetración más profunda puedes utilizar una almohada o cuña en la parte baja de la espalda del receptor.

Y quizás aún pensarás “esta pasado de moda”, pero alto ahí. La postura del misionero es una de las mejores ya que logra un acercamiento íntimo y bastante romántico. Esta posición permite el intercambio de miradas y besos durante todo el sexo.

Postura el 69

Postura el 69 para mujeres

Otra postura bastante común. Por supuesto, a diferencia de la anterior involucra directamente el sexo oral. Seguro la has visto un par de veces en la tele ¿no?

Deja de estar del lado del espectador ya es hora de que tú entres en acción.

Cómo hacerla:

Una se acostará en la cama boca arriba y la otra se acostará sobre ella boca abajo, pero invertida. Todo esto con la intención de que el rostro de cada una esté ubicado en los genitales de la otra. A partir de allí comienzan la práctica de sexo oral de manera sincronizada. Ambas pueden hacer uso de sus manos y boca para avivar la experiencia.  

Puedes hacer uso de lubricantes para que los dedos se puedan deslizar con mayor facilidad y experimentar con distintos movimientos y presiones en el clítoris de tu pareja.

El 69, es considerada la posición de sexo oral por excelencia debido a la capacidad de respuesta que tiene al placer. Mientras más placer sienta tu pareja mejor será la respuesta de ella. Es decir, la sincronía permite que la satisfacción sea experimentada por ambas al mismo tiempo. No hay necesidad de turnarse lo que es una ventaja sobre la posición anterior.

 Sin embargo, a pesar del nivel de placer, la proximidad romántica se pierde, lo que es la mayor ventaja del misionero.

La cuchara: la posición sexual que provoca más

La cuchara: la posición sexual que provoca más exitación

Considerada una de las posturas favoritas para el sexo lésbico, la cuchara es el arma secreta de las tímidas, especialmente cuando se trata de la primera vez con tu pareja.

Cómo hacerla:

Ambas se acuestan de lado en la cama, como si solo se estuvieran abrazando, puedes estar tanto adelante como atrás. La chica de adelante abre sus piernas mientras que la llamada “Big Spoon” o cuchara grande que está posicionada en la parte de atrás se da a la tarea de estimular el clítoris bien sea con sus manos o con ayuda de un vibrador.

Esta es una postura que permite turnarse, así que recuerda no siempre tendrás que ser la cuchara o la cucharita.

A pesar de que la Big Spoon pueda utilizar esta posición para la penetración. También puedes aprovecharla para explorar el cuerpo de tu pareja y descubrir todas sus zonas erógenas. Esto te ayudará a prepararte más para otros momentos de intimidad.

Si quieres ir despacio la postura de cuchara es una opción ideal, ya que te brinda una atmósfera de sexo tranquila donde puedes relajarte. Disfruta y conéctate a la vez contigo misma y con tu pareja.

Postura Sexual: Tijeras

Postura Sexual para mujeres las Tijeras

Una postura muy popular y la preferida por su alto nivel de erotismo. Las tijeras proporcionan gran placer sexual debido al roce directo de las vaginas. A partir de allí se puede jugar con el movimiento y el nivel de presión para lograr el estímulo deseado.

Cómo hacerla 

Requiere que las parejas se acuesten en direcciones opuestas. Ambas abren las piernas y las entrelazan como si se tratase de dos tijeras uniendo sus vaginas. Desde ese punto pueden menearse, presionar, girar sus genitales juntas de la forma que más le genere placer. La meta principal es lograr la satisfacción simultánea.

La tijera está relacionada al tribadismo que es una postura donde se frota el clítoris usando alguna parte del cuerpo. Estos pueden ser: los muslos, las caderas, la cara, o hasta el trasero, cualquiera de ellos califica para alcanzar lo que se desea.

Al igual que el 69, la tijera tiene como ventaja lograr un placer sexual simultáneo por eso es una de las favoritas. Sin embargo, es una postura que no funciona para todas las parejas. Su nivel de dificultad exige cumplir con ciertas capacidades físicas.

Para algunas puede resultar una experiencia incómoda, por ende, es importante conocer tu cuerpo y tus capacidades físicas antes de intentarlo.

Consejos posturas sexuales para mujeres

Antes de que intentes cualquier postura es importante que tomes en cuenta una serie de consejos. 

Como se mencionó al inicio el sexo es una palabra sencilla pero que lleva consigo no solo una carga grande de emociones sino de responsabilidades. 

Esto significa que es importante seguir los siguientes consejos si quieres poner en práctica estas posturas.

Prácticas sexuales seguras

A pesar de que muchos digan que no es necesario las prácticas sexuales seguras con el sexo lésbico déjame decirte que eso es un mito, la verdad si es necesario.

La seguridad durante el sexo es una conversación que debe tener cualquier pareja. Asegúrate de conocer y hacerle saber a tu compañera que medidas de seguridad se tomarán durante la intimidad.

Bien sea el uso de protectores dentales para el sexo oral, o de guantes de látex y dedales para la estimulación sexual incluso condones en los juguetes sexuales para la penetración. Hay diversas opciones para hacer del momento intimo una práctica segura y a la vez placentera.

Mantener la higiene

Antes y después de cualquier acto sexual es importante mantener la higiene. Si haces uso de cualquier juguete sexual asegúrate de asearlo adecuadamente después de la penetración especialmente si piensas usarlo para otras oportunidades.

Así evitarás infecciones y futuros problemas, igualmente si lo que utilizas son los dedos se recomienda el uso de guantes estériles de latex y desecharlos una vez terminado el encuentro. Ya sabes que la responsabilidad no quita la diversión más bien evita los problemas.

Conoce tu cuerpo

Conocer tu cuerpo es la clave para tener una buena experiencia. No solo hablo de tus genitales sino de cada parte de ti, lo que te gusta y te hace vibrar y hasta aquello que te incomoda. Esto te hará más segura de ti misma a la hora de intimar. Una vez que tomes conciencia de tu cuerpo, el placer estará garantizado.

Conoce y comunícate con tu pareja

Ya cuando conozcas tu anatomía, también explorar la de tu pareja. Comunícate con ella, intercambien lo que disfrutan cada una y como pueden compaginar sus gustos a la hora de intimar. El propósito de reconocerse la una a la otra logrará que la experiencia sea satisfactoria para ambas, ya que una sabrá lo que la otra quiere.

Honestidad, ante todo

Puede que sea tu primera vez teniendo sexo lésbico. Ser inexperta puede hacer que los nervios te traicionen y quizás las cosas no salgan como esperas, así que no le ocultes a tu pareja que es tu primera vez.

Es mejor eso que intentar improvisar y posiblemente arruinar el momento, así que no tengas miedo y busca la compresión de tu compañera seguro ella te ayudará. Siempre recuerda: la comunicación es la clave.

Cuando hablamos del sexo no existe una fórmula establecida para el éxito, todo dependerá de cuan involucradas este la pareja, conocer que es aquello que consideran más placentero con el propósito de disfrutar en su totalidad el momento de la intimidad.

 Intentar cosas nuevas, probar diferentes posiciones o nuevos juguetes, y así ir aprendiendo y conociendo todo aquello que las hace sentir bien. No olvides que el placer no debe ser en una sola dirección, tanto tu pareja como tu merecen complacerse y hacer de su primera o su tercera, cuarta, quinta vez una experiencia inolvidable.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Main Menu